Servicios de optimización fiscal para individuos y empresas

Servicios de optimización fiscal para individuos y empresas

La legislación empresarial y los sistemas fiscales más favorables de Europa

Con un tipo efectivo del impuesto de sociedades del 5% para los accionistas no residentes, la legislación empresarial y los sistemas fiscales de Malta la convierten en un destino popular entre las empresas europeas. Gracias a una planificación prudente y a una organización inteligente, el sistema fiscal maltés permite a inversores y accionistas obtener importantes beneficios fiscales, simplemente utilizando Malta como base.

El sistema fiscal maltés es el único sistema de imputación plena que queda en la UE. Está plenamente aprobado por la UE y la OCDE, y cumple con el sistema de no discriminación de la UE.

El tipo del impuesto de sociedades de Malta es del 35%, sin embargo, como sucede en todos los sistemas de imputación, los accionistas reciben un reembolso completo por cualquier impuesto pagado por la empresa sobre los beneficios distribuidos. Esto significa que los beneficios gravados a nivel corporativo no están sujetos a más impuestos en manos del accionista y, dependiendo del tipo de impuesto aplicable al beneficiario de los dividendos, puede dar derecho a un reembolso de impuestos en manos del beneficiario.

En consecuencia, los accionistas no residentes de una empresa maltesa deben tener derecho, en el momento del reparto de beneficios, a reclamar una devolución de impuestos de aproximadamente el 85% del impuesto correspondiente pagado en función de los ingresos empresariales.

Esto reduce eficazmente el tipo efectivo del impuesto de sociedades al 5%

Dicho de otra manera, con un beneficio imponible de 100, se paga 35 de impuesto de sociedades maltés. El beneficio de 65 se distribuye como un dividendo y el accionista no residente puede reclamar casi el 85% del impuesto pagado. En este caso, se recibe una bonificación de 30, lo que significa que un total de 95 va a parar al accionista no residente al recibir la bonificación.

Si un impuesto de sociedades tan bajo no le resulta lo suficientemente atractivo, debe saber que tampoco existen retenciones en origen sobre los dividendos, y que se pagan intereses y cánones a los no residentes (la retención entrante puede reducirse a través de la red de tratados). Asimismo, para los accionistas no residentes no hay impuestos sobre el patrimonio o sucesiones, ni impuestos sobre plusvalías, ni tampoco impuestos de entrada o salida.

Como miembro de pleno derecho de la Unión Europea, Malta disfruta de los beneficios de las directivas de la UE y, en particular, de la directiva sobre sociedades matrices y sus filiales. Esto permite que las ganancias y los beneficios obtenidos a través de las filiales en un Estado miembro de la UE se repatríen a su sociedad matriz sobre una base de cero impuestos. Malta también ofrece una amplia red de tratados de doble imposición. Hasta la fecha, existen tratados en vigor con más de 70 países.

Crear una sociedad limitada en Malta es sorprendentemente fácil y normalmente tarda de 3 a 5 días hábiles.

Su creación combina tasas de inscripción en el registro muy económicas con un umbral mínimo de capital social autorizado especialmente bajo, del cual se debe pagar como mínimo el 20%.

¡Póngase en contacto con nuestros asesores ahora!

Contáctenos
Quiero recibir el boletín mensual
Astra Consulting Malta tratará sus datos con el máximo respeto. Para obtener más información, consulte nuestros Términos y condiciones.

Rápido

Abrimos su empresa en Malta en un plazo de 2 a 5 días hábiles

Simple

Simplificamos todo para que entienda el proceso.

Sencillo

Resulta fácil tratar con nosotros y siempre estamos disponibles.